Els Ports i el Maestrat, territorio de rapaces

ENGLISH SUMMARY

We provide a short birdwatching break tour  in northern Valencia region, a real hot spot for raptors,  a couple of weeks ago,

We observed ten  diferents raptor species including Griffon and Egyptian Vultures, Booted and Short-Toed Eagles, and Eleonora’s Falcon.
In addition we observe many other interesting species such as Red-Backed, Common and Shothern-Grey  Shrikes, Rufous-Tailes Rock Thrush, Black and Northern Weathears, Hortulane, Cirl and Corn Buntings, Rock Sparrow,
Juan and Pepe, birdwatchers coming from Murcia, managed to photograph 6 “lifers” and enjoy the magnificent landscapes and picturesque medieval villages we go through in hour 36 hours birding trip.


 

Así prometimos a Juan y Pepe que sería esta experiencia de dos intensos días de birding en el norte de Castellón: un continuo paso de rapaces ante nuestros ojos.

Desde los Aguiluchos cenizos, nuestro primer objetivo, hasta los Halcones de Eleonora, la última de las rapaces avistadas; hasta 10 especies se mostraron ante nosotros en 36 horas de intenso pajareo por los preciosos parajes de las comarcas de Els Ports y el Alt Maestrat.

Cernícalo vulgar, Culebrera europea, Halcón peregrino, Águila calzada, Buitre leonado, Busardo ratonero, Alimoche común  y Milano negro se dejaron ver en diferentes momentos.

Algunas aparecieron unas sola vez, otras lo hicieron reiteradamente como los Buitres leonados o las Culebreras.

A algunas solo las vimos fugazmente. Como el Halcón peregrino que se descolgó del cielo en uno de esos picados inverosímiles, que solo este ave es capaz de hacer, sobre los campos de cereal del valle de Catí y que no dio tiempo siquiera a que todos lo divisásemos.

Otras las observamos a placer. Casi posando ante nuestras ópticas. Fue el caso de la magnífica pareja de Alimoche común con la que, tras intensa búsqueda, nos deleitamos durante varios minutos.

Y pudo ser mejor si otras habituales también se hubiesen hecho presentes. Falló a su cita el Águila real, a  pesar de que atravesamos varios de sus territorios en estas montañas. Tampoco se produjo ninguno de esos habitualmente cortos pero intensos encuentros con el Azor o el Gavilán común que solemos tener cuando nos movemos por esta zona y falló el Alcotán europeo, algo más previsible puesto que cada día resulta más escaso en estas tierras.

Pero añadimos muchas otras especies de paseriformes a nuestras listas. De ellas bastantes aves comunes,  pero no por ello menos bellas: la Tarabilla común, el Gorrión chillón, la Collalba gris, el Alcaudón meridional y el Alcaudón común, la Abubilla, el Escribano soteño, … Otros realmente escasos como el Alcaudón dorsirrojo, que fue una de las “estrellas” del viaje, y otros menos raros pero igualmente difíciles de localizar como la Collalba negra, el Roquero rojo o el Escribano hortelano.

Entre unos y otros nuestros clientes sumaron 6 nuevas especies para sus listas personales y un buen montón de magníficas imágenes para sus colecciones.

Entre ellas no pocas de los magníficos paisajes de esta comarca castellonense que aúna historia y naturaleza a partes iguales.

Catí, el Barranc dels Horts, Ares del Maestrat, en cuyo Hotel nos alojamos, la Rambla de les Truites, La Pobla del Ballestar, el monte de la Palomita, el Paraje Natural de la Rambla de Celumbres, Cinctorres y Forcall, el río Bergantes, … evocan, pasados ya unos días, recuerdos de los encuentros con las especies citadas y de horas de buena conversación.

 

 

Acompañó el clima con días calurosos pero con nubes en el cielo que mitigaban la fuerza del sol y tormentas que amagaron pero no descargaron lluvia sobre nosotros.

Buena atención y buenas “viandas” en el Hotel d’Ares, nuestro campamento base en esta comarca, y perfecto colofón, ya camino de vuelta, el encuentro con los Halcones de Elonora al atardecer en los pinares del Parc Natural del Desert de les Palmes.

Solo resta agradecer a Juan y Pepe su confianza en nosotros, a Isabel Cuadrado (Fundació Caixa Castelló) el permiso para acceder al Barranc dels Horts y a Ramón y Ana las horas compartidas en el campo por estas tierras que tanto estimamos y durante las cuales tanto hemos aprendido y disfrutado.

 

 

 

Anuncios