FEBRERO, EL MES DE LOS FLAMENCOS EN LA ALBUFERA

Como invitados por la conmemoración del Día de los Humedales que tiene lugar durante el mes de febrero, los flamencos comunes (Phoenicopterus roseus) han dado protagonismo en los medios al Parque Natural de la Albufera a nivel estatal.

Ojalá esto sirva para seguir poniendo el foco en la necesidad de proteger estos espacios naturales vitales para nuestro futuro y, sobre todo, para recordar las necesidades que tiene el tercer humedal de la Península ibérica tanto a nivel de calidad de aguas, como de gestión y planificación de usos.

A pesar de ellos, ornitólogos,”birdwatchers”, aficionados y simples curiosos han podido observar durante varias semanas bandos de hasta 2400 Flamencos en arrozales inundados, muy próximos a la ciudad de Valencia,que son atravesados por carreteras locales entre los pueblos que rodean el lago y por caminos agrícolas.

Conducir por uno de los caminos que circunvalan la Albufera podía deparar sorpresas como esta … ¡¡muchas veces sin llevar una buena cámara!!

Este bando lo encontré una tarde alimentándose en las arrozales. El vídeo, tomado con el móvil, no es bueno, pero queríamos compartir con vosotr@s esaa maravillosa sensación de  tener un grupo tan grande de estas preciosas aves tan cerca de nosotros confiadas ante nuestra presencia … y la de muchas otras personas que, sorprendidas, paraban en la carretera para contemplarlas y sacarles fotos.

En el tiempo que estuve observándolos capté el “display” o exhibición de cortejo que realizan estas aves. Es un curioso “baile” en grupo con espasmódicos movimientos de la cabeza y súbitos despliegues de las alas para mostrar el intenso contraste de negro y rosado. Podéis verlo en este otro vídeo aunque de nuevo os pedimos disculpas por la calidad de la imagen.

Como he comentado, si bien la la presencia de flamencos es habitual en la Albufera, la concentración de este elevadísimos número de ejemplares en una zona muy reducida y de fácil acceso  despertó muchísima expectación entre aficionados a la ornitología, fotógrafos, curiosos … y la propia prensa durante semanas.

Lo que muchas de estas personas no entendieron fue la importancia de no provocar molestias a estas aves que se encuentraban alimentándose y descansando en pleno viaje migratorio.
Una excesiva aproximación, ruidos con los vehículos, animales de compañía sueltos, etc. Provocaron en más de una ocasión alarma y estrés en las aves, obligándolas a alzar el vuelo y desplazarse e impidiéndoles así alimentarse y reponer fuerzas para su viaje.
Nuestra compañera de la Asociación de Guías de Birding de la CV, Yanina Maggiotto, lo recordaba en una noticia emitida por la prensa local y nosotros mismos hablamos de ello en los programa SER Viajeros Comunidad Valenciana y Mis Queridos Animales donde habitualmente colaboramos.

Esta noticia, solo corrobora que los meses de invierno son fantásticos para el “birding” en la Albufera. Porrón acollarado, Cigüeñas negras, Grullas, Gavión cabecinegro, Avetoros, Espátulas, … son solo algunos ejemplos de citas de especies observadas que recoge y pública el noticiario ornitológico de www.birdingalbufera.com. ¡¡Lo recomendamos!!

Aprovechar las últimas horas del día, con el sol de invierno, para recorrer los arrozales que aún permanecen inundados en el Parque Natural de la‪ ‎Albufera permite disfrutar de estas puestas de sol, y de las ‪‎aves a que se concentra en ellos, en una de los paisajes más bellos del mediterráneo, con la que queremos despedirnos .

Anuncios